POEMAS EN LINEA

ESPERAR

No trates de acelerar el proceso creador
Mejor, aprende a esperar,
y así podrás comprobar que El lo sabe hacer mejor.

Si necio intentas abrir un capullo, vana cosa.
Por ayudarla a salir, lo que harás es destruir
a la bella mariposa.


Para todo lo creado hay un plan preconcebido.
Dios tiene un tiempo fijado que debe ser respetado
para cumplir su objetivo.

El tiempo en El no hace mella. Nuestro Dios no tiene prisa.
Desde una hormiga a una estrella, su sabia y hermosa huella
provoca nuestra sonrisa.


Por tanto, no te impacientes y espera en El confiado.
Dios obrará sabiamente sobre tu vida y fielmente
jamás serás defraudado.

Si anhelas Su Bendición, ten paciencia y vive atento,
buscando su orientación.


Y tendrás contestación siempre a su debido tiempo.

No hagas caso al comentario de que así el tiempo has perdido,
sino todo lo contrario.


Esperar es necesario para ser fortalecido.

Nosotros somos “patanes” al lado del gran Maestro.
Son vanos nuestros afanes …
Dios obra según sus planes para beneficio nuestro.

Fuente: Crisitianos


DUEÑO DE MI VIDA

 

Todo lo que quiero hacer

aquello que deseo lograr…

todo queda al descubierto

ante mi Padre Celestial

 

El conoce  mi corazón

el es dueño de mi vida,

nada le puedo ocultar

al supremo “Anciano de Días”

 

Quien me ha otorgado un propósito

acorde a mis facultades

que solo podré cumplir

superando mis debilidades

 

Porque él nos ha hecho perfectos

a su imagen y semejanza,

con dos armas poderosas:

¡la fe y la esperanza!

 

La fe en su hijo amado:

“el camino de salvación”,

y la esperanza de contemplarlo…

¡cuán glorioso galardón!

 

Por eso soy muy feliz

y me rindo ante su presencia,

único digno de adorar…

merecedor de toda reverencia

 

A él sea dada la gloria

honra, alabanza y poder…

a él, dueño de mi vida

a aquél, que me permitió nacer

 

Por: Victor Acosta

 

_____________________________

 

A LOS QUE AMAN A DIOS

 

Todo lo que quiero hacer

aquello que deseo lograr…

todo queda al descubierto

ante mi Padre Celestial

 

El conoce  mi corazón

el es dueño de mi vida,

nada le puedo ocultar

al supremo “Anciano de Días”

 

Quien me ha otorgado un propósito

acorde a mis facultades

que solo podré cumplir

superando mis debilidades

 

Porque él nos ha hecho perfectos

a su imagen y semejanza,

con dos armas poderosas:

¡la fe y la esperanza!

 

La fe en su hijo amado:

“el camino de salvación”,

y la esperanza de contemplarlo…

¡cuán glorioso galardón!

 

Por eso soy muy feliz

y me rindo ante su presencia,

único digno de adorar…

merecedor de toda reverencia

 

A él sea dada la gloria

honra, alabanza y poder…

a él, dueño de mi vida

a aquél, que me permitió nacer.

 

Fuente: Cristianos.com

 

____________________________

 

HERMOSA AVENTURA

 

“Poner la mano al arado”
Seguir la senda hacia el cielo
no es un trabajo pesado.
Aunque es duro, hay gran consuelo.

 

Amar a Cristo, es vivir
según lo que El ha dispuesto.
Es dejarse conducir
por el Divino Maestro.

 

Vamos con miedo y cautela
por un estrecho camino;
nosotros como ovejuelas,
El, como Pastor Divino.

 

Mas no hay que sentir temor
al seguirle dócilmente,
porque El quiere lo mejor
para tí. ¿No es suficiente?

 

No son penosas sus normas.
Su misericordia pura
nuestra existencia transforma
es una hermosa aventura.

 

Seguir a Cristo es hermoso.
Servirle es una experiencia
que aun el valle tenebroso
tiene una dulce apariencia.

 

Por eso vale la pena
ser por su amor dirigido
Estamos de enhorabuena
Los que en Cristo hemos creído.

 

Fuente: Cristianos.com

 

_____________________________

 


Recibisteis de gracia

 

Tú no tendrás plata ni oro,
que carece de importancia,
pero tienes un tesoro
que el mundo espera con ansia.
En el nombre del Señor
dales lo que Dios te ha dado.
Comparte ese gran valor
que tu existencia ha cambiado.


Del cielo tú has recibido
dones de inmensa belleza
que tu alma han enriquecido.
No escondas tan gran riqueza.
Recibiste salvación ...
Vida eterna ... Libertad ...
Misericordia y perdón ...
Amor ... Gozo ... Dulce paz.


Esa gracia redentora
que hace feliz tu existencia,
debes darla a otros que lloran,
compartiendo esta experiencia.
Dales la hermosa noticia
que desde el cielo ha bajado.
Que conozcan la delicia
de Cristo, el Dios humanado.


Podrás decir: "Nada soy ...
Es muy débil mi valor ...
Mas lo que tengo te doy
en el nombre del Señor."
Y con estas donaciones
Dios obrará maravillas,
llenando de bendiciones
a las personas sencillas.


Tú, de gracia has recibido
una herencia verdadera.
Dios quiere que, agradecido,
tú la des de igual manera.


Cristiano, no tendrás oro,
pero puedes dar consuelo.
No escondas tu gran tesoro
y dalo en nombre del cielo.

 

Fuente: Cristianos.com

 

 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: